Seleccionar página

Bajar de peso es un deseo muy extendido, aunque el fenómeno tiene tantas variables que crear reglas que funcionen 100 por ciento para todos es difícil.

No obstante, algunas características de los intentos serios por bajar de peso rápido, o de manera más lenta, están presentes en la mayoría de los esfuerzos que los seres humanos maduros en general realizan.

Por eso es por lo que pueden desarrollarse algunos principios básicos que al ser aplicados comienzan a producir el descenso del peso.

Muchas veces (no siempre) una persona excedida de peso es alguien que no pudo mantener el equilibrio adecuado en algún área de su vida.

En este sentido, SE PARECE a un niño inmaduro, caprichoso, que mira todo el día su celular sentado en un sillón, y come lo que quiere, sin saber si es bueno o saludable para él, y no tiene equilibrio en las decisiones buenas para su vida.

La Biblia menciona que las personas que tienen la capacidad de distinguir lo bueno de lo malo, comen apropiadamente.

Notá lo que dice el libro de Hebreos 5.14:

En cambio, los que sí saben distinguir entre lo bueno y lo malo, y están acostumbrados a hacerlo, son como la gente adulta, que ya puede comer alimentos sólidos.

Por todo esto, a continuación encontrarás cinco técnicas o caminos ya transitados por otros, y comprobados para ayudarte a bajar de peso, que la gente adulta y seria toma con buenos resultados.

  1. La mejor estrategia para bajar de peso

La estrategia fundamental para perder peso con éxito es que quemés más calorías diariamente de las que estás ingiriendo.

Sin el deseo de ser extremadamente simplista, te diré que este principio se aplica a diversos órdenes de la vida: economía del hogar, emociones, y salud y bienestar en general.

Lo importante es que, usando tu pensamiento creativo y tu capacidad de decisión, decidas acercarte poco a poco a tu peso ideal.

Una opción es que reduzcás notablemente el consumo de alimentos ricos en grasas, y aquellos que contengan carbohidratos.

Y para quemar más calorías comenzá simplemente haciendo algo de ejercicio simple durante 20 minutos, 3 veces por semana.

Una buena idea es salir a caminar con paso ligero en lugar de trasladarte a todas partes con el auto, pues tendrá el efecto deseado de mayor consumo de calorías.

Luego de varias semanas podrías animarte a trotar suavemente una de las veces, o a nadar.

  1. Segunda mejor estrategia

Hoy aumentan de manera significativa las membresías en gimnasios, y es un fenómeno que se vuelve más y más popular.

El ejercicio bien planificado y controlado por un experto siempre será sumamente beneficioso.

Considerá junto con el especialista realizar ejercicio aeróbico o cardio como punto focal e inicial de este proceso.

Sin embargo, solo el cardio no logrará todo el efecto que buscás.

Es preciso en algún punto del camino agregar ejercicios anaeróbicos, también llamado entrenamiento de fuerza y resistencia.

Esto ayudará a tonificar todo tu cuerpo, y tendrás más fuerza y vitalidad, lo cual sin duda aumentará tu confianza.

Utilizá ejercicios compuestos, multi-articulares y multi-musculares.

Al intentar mejorar la composición corporal, tenés que evitar los ejercicios centrados en “detalles” de tu cuerpo.

Los ejercicios que usan aisladamente un músculo podrás realizarlos al final de una sesión, para trabajar una deficiencia específica, pero en cantidad mínima.

Realmente, todos los ejercicios compuestos trabajan mejor la mayoría de los grupos musculares de cualquier parte del cuerpo.

  1. Tercera estrategia para bajar de peso

La consulta con un nutricionista sin duda te dará muy buenos resultados.

Si decidís hacerlo solo, es preciso que hagás una investigación seria para asegurarte de que realmente estarás comiendo de manera saludable.

Muchos de los que intentan el camino solitario mencionan el desaliento que produce la falta de variedad en la dieta apropiada.

Pero, como dije, no tiene por qué ser así, pues hay muchas comidas saludables diferentes que te ayudarán a bajar de peso.

Al obtener el consejo de un profesional, sin dudarlo hará que la tarea de perder peso sea mucho más placentera.

  1. Cuarta mejor estrategia

Ponéte de acuerdo con un amigo para entrenar y reducir el consumo de calorías.

Entrenar juntos, por supuesto, va a requerir que vos y tu amigo estén libres regularmente los mismos días y a la misma hora.

Un amigo será alguien que te ayude (y alguien a quien ayudar) cuando lleguen los momentos en los que parece que no estás llegando a ningún lado.

Él te ayudará a mantenerte en el juego hasta que la mejora aparezca de repente.

Por otro lado, ¡lograr un aspecto social en los ejercicios y los esfuerzos en general te ayudará a esperar con ansias el tiempo del encuentro, y hará que te podás ceñir mejor al compromiso!

  1. Quinta mejor estrategia

Comé menos cantidad de alimento con más frecuencia.

Una sugerencia de los profesionales de la salud es comer más comidas al día, con menos comida en cada una de ellas.

Esto representa una forma equilibrada de llevar alimentos al cuerpo, distribuyendo la carga durante un período de tiempo mucho más amplio.

Un sistema de dos comidas para refrigerios se adapta mucho más a una jornada laboral, que a la producción de una vida saludable y a cubrir las necesidades del cuerpo humano.

Al comer menos con más frecuencia, tu cuerpo absorbe más nutrientes en los alimentos, por lo que tu cuerpo anhela menos calorías.

Conclusión

El método mejor y más eficaz para bajar de peso depende de cada persona, pero si seguís estos principios comprobados verás los resultados buscados.

 

Bajar de peso