Seleccionar página

Afirmar que algo ocurre “por voluntad de Dios” es atribuirle a Dios y a su intervención divina un acontecimiento o un resultado.

Es decir, eso ocurrió según el plan divino.

A veces es una frase que expresa resignación, en tanto que en otras ocasiones expresa fe de que todo está sucediendo según el plan de Dios.

En el contexto político es válido preguntarnos si la elección de un líder está determinada por la voluntad divina.

Es decir, ¿podemos afirmar que Javier Milei es presidente de los argentinos por voluntad de Dios?

Por voluntad de Dios

En este artículo exploraremos esta cuestión basándonos en principios bíblicos y en recursos de la fe cristiana.

1. Por voluntad de Dios: La Soberanía de Dios en Medio del Cambio

 

La Biblia nos enseña que Dios tiene el control absoluto sobre todas las cosas, incluyendo la elección de líderes políticos.

En el libro de Daniel, vemos cómo Dios estableció y derrocó reyes según su voluntad.

Sin embargo, esto no significa que cada líder elegido sea directamente la voluntad de Dios.

A veces, Dios permite que las decisiones humanas tengan consecuencias, incluso cuando no están alineadas con su voluntad perfecta.

Por lo tanto, no podemos afirmar categóricamente que la elección de Javier Milei como presidente de los argentinos sea la voluntad de Dios.

Es que esto va más allá de nuestro entendimiento limitado.

La voluntad de Dios no siempre se revela de inmediato, pero podemos confiar en Su plan.

En Isaías 46:10, encontramos consuelo:

«Yo anuncio el fin desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no ha sido hecho; y digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero».

Podemos mantener la confianza en Dios incluso cuando las circunstancias parezcan desafiantes.

Y debemos compartir esta esperanza con otras personas.

2. Por voluntad de Dios: La importancia de discernir su voluntad

 

Aunque no podemos afirmar que es voluntad de Dios que Javier Milei sea el presidente, es vital que busquemos discernir su voluntad en nuestras vidas.

La Biblia nos anima a no vivir

“según los criterios del tiempo presente, sino cambiar la manera de pensar para que cambie la manera de vivir y así poder conocer la voluntad de Dios, es decir, lo que es bueno, lo que le es grato, lo que es perfecto”. Romanos 12.2

Esto implica buscar la guía de Dios a través de la oración, el estudio de la Palabra y la sabiduría de consejeros espirituales.

Y pedir a Dios en oración sabiduría para comprender Su voluntad en medio de la situación política actual.

Para finalmente compartir en un círculo de confianza las esperanzas y preocupaciones que surgen de esa búsqueda.

Te puede interesar
Señor en ti confío que se haga tu voluntad

 

3. Por voluntad de Dios: La importancia de la participación del pueblo

 

Como cristianos, tenemos la responsabilidad de participar activamente en la sociedad y en el proceso democrático.

Esto incluye informarnos sobre los candidatos y sus plataformas.

Votar de manera consciente y responsable.

Y trabajar por el bienestar de nuestra comunidad.

Es cierto, no podemos afirmar que la elección de Javier Milei en particular sea la voluntad de Dios.

Pero podemos confiar en que Él puede usar incluso a aquellos que no son necesariamente Su elección directa para llevar a cabo Su propósito redentor en el mundo.

4. Por voluntad de Dios: La esperanza EN DIOS

 

Independientemente de quién sea elegido como presidente de la Argentina, nuestra esperanza no está en el hombre ni en los resultados políticos.

Nuestra esperanza y nuestra fe están en Dios.

La Biblia nos recuerda que Dios tiene un plan y un propósito eterno que trasciende las circunstancias terrenales.

En medio de la incertidumbre política, podemos confiar en que Dios

“dispone todas las cosas para el bien de los que le aman, a los cuales él ha llamado de acuerdo con su propósito.” Romanos 8.28

Nuestra responsabilidad como creyentes es continuar buscando y seguir la voluntad de Dios en nuestras vidas individuales y colectivas.

Confiando en Su sabiduría y soberanía.

CONCLUSIÓN

 

En resumen, la cuestión de saber si la elección de Javier Milei como presidente de los argentinos es la voluntad de Dios es compleja.

Y va más allá de nuestro entendimiento limitado.

Sin embargo, como cristianos, podemos buscar discernir la voluntad de Dios en nuestras vidas diarias y participar activamente en la sociedad.

Nuestra esperanza está en Dios, quien tiene un plan y un propósito eterno que trasciende las circunstancias políticas.

Confiamos en Su sabiduría y soberanía, sabiendo que Él está obrando en todas las cosas para bien.

Verificado por MonsterInsights