Seleccionar página
Todos queremos ser felices, pero ¿sabemos cómo lograrlo?

Muchas veces buscamos la felicidad en cosas que no la pueden dar, como el dinero, el éxito, el placer, la fama, etc.

Pensamos que, si tenemos lo que deseamos, seremos felices.

Pero la realidad es que esas cosas son temporales, insatisfactorias y engañosas.

La verdadera felicidad solo se encuentra en Dios, que es la fuente de todo bien.

En este artículo, vamos a ver tres claves para encontrar la felicidad en la voluntad de Dios.

O, dicho de otra forma, la voluntad de Dios para tu felicidad.

la voluntad de Dios para tu felicidad

1. La Voluntad de Dios para tu felicidad: Confiar en su VOLUNTAD DECRETIVA

 

Dios tiene un plan perfecto para nuestra vida, que él ha diseñado desde la eternidad.

Ese plan incluye tanto las bendiciones como las pruebas, tanto los momentos de alegría como los de dolor.

Todo lo que nos sucede está bajo el control y el propósito de Dios, que obra todas las cosas para bien de los que le aman (Romanos 8:28).

Por eso, podemos confiar en que Dios sabe lo que hace, que él tiene el poder y la sabiduría para cumplir su voluntad, y que él nos ama y quiere lo mejor para nosotros.

Confiar en la voluntad decretiva de Dios nos da paz, seguridad y esperanza, que son ingredientes esenciales para la felicidad.

En primer lugar entonces, esto implica la voluntad de Dios para tu felicidad.

2. La Voluntad de Dios para tu felicidad: Obedecer su VOLUNTAD PRECEPTIVA

 

Dios nos ha dado su Palabra, que es una lámpara a nuestros pies y una luz a nuestro camino (Salmo 119:105).

En ella encontramos los mandamientos y los principios que Dios quiere que sigamos, que son expresiones de su amor y de su voluntad para nuestra vida.

Obedecer la voluntad preceptiva de Dios nos hace bien, nos protege del mal, y nos acerca a él.

La obediencia a la voluntad preceptiva de Dios nos da gozo, libertad y bendición, que son frutos de la felicidad.

Y esto constituye en segundo lugar la voluntad de Dios para tu felicidad.

 

Te puede interesar
¿Cometes estos 8 errores al usar tu tarjeta de crédito dentro de la voluntad de Dios?

 

3. La Voluntad de Dios para tu felicidad: Agradar su VOLUNTAD DE BENEPLÁCITO

 

Dios nos ha creado para su gloria, y se deleita en nosotros cuando le honramos con nuestra vida.

Él nos mira con agrado cuando hacemos lo que le gusta, cuando le adoramos con nuestro corazón, cuando le servimos con nuestros dones, cuando le imitamos con nuestro carácter.

Agradar la voluntad de beneplácito de Dios nos hace sentir su presencia, su favor y su gracia, que son fuentes de la felicidad.

Y finalmente, esto es la voluntad de Dios para tu felicidad.

CONCLUSIÓN

 

Estas tres claves nos muestran que la felicidad no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos en Dios.

Si queremos ser felices, debemos confiar en su plan, obedecer su Palabra, y agradar su corazón.

Pues esta es la voluntad de Dios para tu felicidad.

Así podremos decir como el salmista:

«En tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre» (Salmo 16:11).

 

Verificado por MonsterInsights